Jean Pierre Adams, la mitad de su vida en coma

Fútbol 3

Tomado de marca.com

En realidad, Jean Pierre Adams ni siquiera debía estar allí. Era una operación rutinaria, que tampoco le hacía falta para llevar una vida normal. Se trataba de restañar un ligamento en la rodilla y estirar su carrera futbolística unas temporadas más. Había acudido a la consulta, se encontró por los pasillos con un conocido, médico del hospital, y este le adelantó los plazos y las pruebas. “Ni te preocupes. Pasate por aquí y arreglamos eso”.

Adams, gloria del fútbol francés, pareja inolvidable de Trésor en la famosa defensa conocida como la Guardia Negra, ingresó el 17 de marzo de 1982 en el hospital Edouard Herriot de Lyon. El lugar hervía en aquellos momentos por culpa de una huelga y por los conflictos laborales de sus empleados. Jean Pierre bromeó con su mujer en la puerta del quirófano: “No te olvides de traerme las muletas”. Nunca más volvió a hablar. Tenía 34 años. El jueves cumplirá los 68, postrado en la cama de su casa en Nimes, en estado vegetativo. Esta semana se cumplen 34 años de la operación que lo dejó en coma. Exactamente, la mitad de su vida.

Jean Pierre Adams nació el 10 de marzo de 1948 en Dakar, Senegal. Pero su estancia en África fue residual. Emigró a Francia con su abuela, en busca de un futuro. La vida en la Europa de la posguerra, aun con visos de prosperidad, tampoco era fácil. A los ocho años, la anciana entregó a Jean Pierre a un orfanato, en Montargis, en el centro del país. Cambió su suerte. Encontró a una familia de adopción y llegó a tiempo de integrarse en la vida cotidiana como cualquier crío francés de su edad: mediante el fútbol y la escuela. Sólo que el pequeño Adams tenía una ventaja sobre todos los demás: un físico descomunal, portentoso, que no escapó a la vista de ojeadores y cazatalentos.

La final del campeonato amateur de Francia, en 1967, fue televisada en directo y captó la atención de Kader Firoud, entrenador del Nimes. Dos años después, incorporó a Adams a las categorías inferiores. En la temporada siguiente, era titular indiscutible en el primer equipo. Y en 1972, aquel centrocampista de 1,80 era reclutado por la selección francesa para jugar contra Brasil. Meteórico.

Tras su despegue, Jean Pierre se marchó al Niza, donde aprendió y pulió el oficio de central. Fueron sus años de oro, extensibles al equipo nacional. Con Les Bleus, la pareja Trésor-Adams se fraguó una reputación que todavía hoy se recuerda en el fútbol francés. La Guardia Negra en todo su apogeo.

La negligencia

Poco a poco, la estrella futbolística del senegalés se fue apagando. Su paso por el París Saint Germain fue fugaz y volvió al fútbol amateur sólo por saciar su ansia competitiva y aprovechar los últimos fogonazos de su impresionante físico. De ahí al hospital de Lyon, un paso.

Adams ingresó la nefasta mañana del mes de marzo y se dejó hacer por un anestesista en prácticas, abrumado por la huelga y la falta de personal de aquel día. Tenía que atender a ocho pacientes más y la fatalidad de su negligencia se cebó con el futbolista. Lo intubó mal, privó de oxígeno su cerebro, le provocó un infarto y le dejó en coma. No había necesidad de operar en aquel momento, la intervención no corría prisa, podría haberse aplazado… pero no se hizo. Años después, cuando el caso fue juzgado, el propio anestesista reconoció sus limitaciones: “No estaba capacitado para la tarea que me asignaron”, dijo ante un tribunal.

El resto pertenece a la dura peripecia vital de Bernardette, la esposa de Adams. Lo cuida, lo mima y lo mantiene vivo en casa con mayor esmero que en una unidad de cuidados paliativos. Cada día, Bernardette ayuda al fisio a mover a Jean Pierre, lo baña, lo afeita, le licua la comida para que pueda tragarla, le habla, le acerca a sus nietos… Lleva así media vida. La misma que ese corpachón lleva postrado en una cama. “No sé si me escucha. Sé que no entiende mis palabras, pero podría haber momentos en los que tiene un destello. Quizá por un instante, solo un instante, entiende algo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s