De la recreación a los mundiales

20160510_2628

Por Arian Alejandro

España 1996, Guatemala 2000, Taipéi de China 2004 y Brasil 2008, en cada una de estas citas mundialistas del más universal a nivel planetario en su versión de salón, se escuchó al menos tres veces por torneo el himno nacional de Cuba. Sí, créalo. Cuba tiene historia botines en la madera.

Los boletos no fueron regalo, fue premio a los atrevidos que se despolvaron de los malos resultados en la cancha y le dieron vida a este deporte en la mayor de las Antillas plantados en el tabloncillo. Con el grosor de héroes acomodados en la capital cubana se afrontaron los clasificatorios de la CONCACAF. Nunca se llegó al título, pero para las dos plazas de la región Cuba plantaba bandera mientras la otra se rifaba. Cuatro subcampeonatos: Cuba 4-7 Estados Unidos, Cuba 0-2 Costa Rica, Cuba 0-2 Estados Unidos y Cuba 3-3 Guatemala (3-5 en Penales), lo que ponía a los caribeños como referente indiscutible.

Luego una sorpresa, premundial de 2012 y Cuba, cuando la CONCACAF comenzaba a brindar cuatro cupos planetarios, adiós en primera ronda sin opciones del anhelado quinto pasaporte. La verdad, seguía siendo un deporte recreativo, con torneos nacionales casi por cuenta propia, con licencia limitada y una cantera inagotable poco “explotada”. No sólo se perdía la continuidad mundialista, sino se frenaba el desarrollo de una modalidad que ignoraba el desentendimiento desde las oficinas y ya se pensaba la revancha apoyados en el tradicional traje color empírico y creado en laboratorios alejados de la realidad del exterior.

La espera, el esfuerzo de unos pocos y las ganas de otros tantos volvieron a dar el alegrón. La noche del 10 de mayo de 2016, Cuba, cara a cara con el obstáculo que podía ser el tropiezo camino a Colombia daba el golpe con la mente puesta en la buena fe de Costa Rica. Victoria de 7-4 ante Canadá con destaque para el capitalino; uno más, Reinier Fiallo con su hat-trick, hacía poner cuerpo y medio a los isleños en la tierra del café. Mientras los ticos cumplían con la encomienda a la que estaban agarradas todas las oraciones cubanas a los dioses del futsal, éxito frente al mejorado Curazao 6-3 y ya, trazado el destino al Sur.

Ahora con la labor cumplida el reto es volver a otra final, lugar merecido por derecho y juego propio. El duelo será ante el emergente y velozmente evolucionado Panamá. Con los problemas de siempre, con la táctica en blanco y negro y los nombres de casi dos décadas, primero aplausos, tras la algarabía los análisis, a la par, mensaje a las comisiones, federativos e instituciones: Pulula el olor a cambio.

Que rebote el balonazo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s