¿Remedio blanco a la fiebre amarilla?

bvb-2016-2017

Por Arian Alejandro

Un submarino atrincherado, unos canarios valientes, un color en común, el amarillo. Así ha sido la combinación futbolera para que en la casa blanca que preside Florentino en una semana se haya pasado de la euforia a la inevitable pero sobre exagerada meditación. Dos empates en el torneo liguero ante Villarreal y Las Palmas han puesto los focos en Zidane y su tropa. Esto acaba de empezar.

Si bien es cierto que las críticas acompañadas de verdades y no de malicia siempre serán bien recibidas, el Real Madrid tiene una simple lectura a la mano: momento de mente fría y corazón caliente. Para “volver a la normalidad” regresa su competición favorita. Dortmund y nuevamente el color amarillo reciben a unos merengues con ganas de revertir papeles. Segunda jornada de la Liga de Campeones 2016-2017, en la que por tercera vez se ven frente a frente si de fase de grupos hablamos: 2002-2003 cuando no existían los octavos de final y sí una ronda de cuatro grupos para los 16 clasificados de los 32 iniciales, 2012-2013 donde además chocaron posteriormente en cuartos de final, y la que recién se juega.

A este duelo europeo los máximos ganadores de la competición llegan con dos bajas más dolorosas que la mismísima artillería del equipo rival. Marcelo, lateral zurdo que da vida a un Madrid cuando sus megaestrellas deambulan inefectivos en la cancha, deja un hueco que ni Coentrao, Nacho o Danilo podrán tapar en un 50%. El primero recién vuelve a ser convocado tras recuperarse de sus problemas físicos, el español es más para planteamientos defensivos y el brasileño es realmente lateral derecho. Mientras Modric y Kroos se sentirán temerosos pues sus espaldas no habrá quien las cubra mejor que el verdeamarelo Casemiro, quien es un muro al que le falta arte pero le sobra blindaje.

A esto se suman las a veces frías estadísticas. Los actuales monarcas nunca han ganado en el que un día fue  Westfalenstadion ahora Signal Iduna Park, tres derrotas y dos empates con solo 3 goles a favor y 9 en contra, le dejan la puerta poco abierta a los que desde la banda dirige Zizou. Claro, estos son otros 90 minutos y poquito más, es el Real Madrid y la historia está hecha para ser cambiada, aunque Thomas Tuchel y sus nuevos bebés opinan lo contrario. Poseer en la delantera piernas y cabezas goleadoras como lo son la BBC; algo descompensada, pero con calibre para despertar y fulminar, hace que sus rivales intenten proteger espacios y robar la iniciativa.

Esta nueva versión del subcampeón alemán, variada tanto en jugadores como en estilos de la que el 24 de abril del 2013 se encumbrara con un soberbio 4-1 ante sus oponentes bajo los botines del Lewandowsky, se presenta con jóvenes talentos llenos de ambición, desparpajo y habilidad, capaces de hacer sufrir a la mejor saga europea. Ousmane Dembélé, la nueva perla del fútbol francés será pieza clave para abrir los espacios necesarios de la defensa madridista, aprovechando la debilidad en la banda izquierda de los visitantes y pueda entonces Aubameyang ser definitorio en el área. Para esto Tuchel deberá colocar al galo en la zona derecha del ataque buscando que juegue a perfil cambiado dándole protagonismo a su zurda y a su veloz regate. De ser así el costado zurdo de la ofensiva local pudiera estar ocupado por el polivalente y campeón europeo Raphael Guerreiro.

Ambos elencos cuentan con banquillos revolucionarios, joven, pero curtido en césped del viejo continente. Del lado blanco Asensio, Lucas, la discordia nombrada Morata y los relegados James e Isco, suelen dar vértigo al pisar el verde gracias a la intensidad, y los tres primeros casos  la estirpe de los canteranos criados en Chamartín. Sus oponentes gastaron cerca de 120 millones de euros para dar equilibrio a una plantilla lastrada por las lesiones en las últimas campañas. Amdré Schürle, Enre Mor y la vuelta de Mario Gotze fortalecen el trabajo de Christian Pulisic o Kagawa, ya sea desde la partida o saliendo como refresco.

Favoritismo, a gusto del consumidor. Sin pensar mucho diría que el Borussia está ahora mismo un escalón por encima por su racha goleadora dentro y fuera de la Bundesliga, por la buena forma que muestran sus jugadores y porque en este minuto el Real Madrid se encuentra distante de sus mejores prestaciones. Pero como dije anteriormente, es el Real Madrid y muchos han sido testigos a la vez que víctimas de las resurrecciones merengues.

Mis posibles alineaciones

RMD: Casilla, Nacho, Pepe, Ramos, Carvajal, Kroos, Modric, Asensio, Bale, Benzema, Cristiano

BVB: Burki, Schmelzer, Ginter, Sokratis, Piszczek, Guerreiro, Gotze, Castro, Dembélé, Aubameyang

Que rebote el balonazo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s