El campeonato sin fin

futbol-cubano

Por Arian Alejandro

Érase un 28 de mayo. Un sábado en el que el balón rodaba por las paupérrimas canchas cubanas durante el 101 Campeonato Nacional de Fútbol. Cinco partidos previstos en la décimo quinta jornada, el título en juego entre tres elencos, un calor asfixiante en todo el territorio antillano y como de costumbre, otro viaje truncado a Isla de la Juventud.

Ahí quedaba el duelo suspendido entre Santiago de Cuba y el municipio especial. Casi medio año después ese choque ha quedado en Stand By, sin opción de ser desbloqueado. Para mayor desgracia a esta historia que contarla sería solo digna de Steven Spielberg el juego afecta a terceros, Camagüey, campeón del torneo centenario mantiene la incertidumbre de saber si caerá al pozo llamado segunda división.

¿Se efectuará?

Eso no parece ni conocerlo Mandrake. Mientras el tiempo sigue implacable y  con soplido de ciertos cambios en la estructura de un certamen diseñado para cumplir calendario, pero que ni aporta nivel a los seleccionados nacionales, ni desarrolla a los jóvenes talentos, ni es objeto de seguimiento a los entrenadores que puedan aportar revolución a un futbol que ha abandonado el estancamiento para dar constantes palos de ciego y pasos de cangrejo.

¿Y las explicaciones?

Silencio absoluto. A los de corbata y maletín no  les preocupa lo que a esos pocos “locos” les perturba. Seriedad no es la palabra de moda en los cubículos acondicionados con un aire tan frío que hace indicar una congelación a la hora del buen pensar. En medio de este oasis de incertidumbre aparecieron 90 minutos y poquito más de fútbol con pinceladas de calidad ante Estados Unidos.

Camino a despedir el 2016 las noticias sobre el más universal en Cuba y su aún no concluido certamen doméstico van desbocadas a provocar el fracaso periodístico. Fútbol foráneo abarca portadas digitales en los principales diarios del patio junto al devaluado pasatiempo de los cubanos. A la sombra del olvido la competición más añeja en cuanto a deportes colectivos en el verde caimán. Balones fuera, porterías vacías, canchas sin mantenimiento, eso y más hasta los próximos 12 meses, en los que espero tener 14 de febrero con la redonda al pie.

Que rebote el balonazo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s