No habrá Clásico juvenil en Europa

Por Arian Alejandro

Cuando este domingo se jugaba en el Santiago Bernabéu de la capital española un partido que marcaba el rumbo definitivo de la Liga. El Barcelona daba un golpe en la casa del archirrival y pone tención las jornadas finales, amén del partido pendiente del Real Madrid. Los blancos no mataron las últimas esperanzas culés, acercándose a un título que no les llega desde el 2012.

Mientras esto ocurre en el certamen doméstico, lejos de los reflectores y de los principales diarios, en Nyon, Suiza, entre el 21 y el 24 se disputa la Final Four de la UEFA Youth League en su cuarta edición. Benfica y Salzburgo se proponían atravesarse en el sueño que nunca se ha dado en la Liga de Campeones de mayores, ver gambeta a gambeta, quite a quite por llegar a levantar la copa, a blaugranas y merengues.

Los dirigidos por Guti, otrora jugador del Madrid, con quien alcanzó cinco ligas y tres coronas continentales, se volvieron a ver las caras ante el elenco portugués, quien ya lo eliminó también en las semifinales en la primera temporada de esta competición, 2013-2014, el marcador final 4-0. Esta vez los jóvenes de la fábrica terminaron primeros de su grupo, jugado con los mismos elementos que el principal equipo, cayendo únicamente en la última jornada; ya clasificados, ante el Borussia Dortmund.

En los octavos de final dejaron en el camino al Mónaco, que tiene un excelente trabajo con el talento joven, muestra de ello son los nombres de Lemar, Fabinho, Silva y Mbapé. Los del principado ganaban al descanso 2-0, pero los españoles remontaron en el Luis ll para marcador definitivo de 3-4, sin creer en la presencia de Irvin Cardona, joya francesa que también ha pisado cancha en la Ligue 1 bajo las órdenes de Leonardo Jardím. Ya en los cuartos, en casa, le apagaron el sueño al Ajax donde juega el hijo de Patrick Kluivert, Justin. La pizarra quedó 2-1, con un penalti fríamente cobrado por el capitán blanco, Alex Martín.

En el intento de vengarse de los lusitanos, Guti contaba entre otros con el delantero paraguayo Sergio Díaz, llegado este verano a la entidad que preside Florentino Pérez procedente del Cerro Porteño. Tiene 19 años y en esta competición es el máximo goleador del equipo con 4, además de misma cifra de asistencias antes de salir a la cancha ante el Benfica. pretendía hacer olvidar las grandes prestaciones de uno de los mejores rompe redes en la historia del evento, Borja Mayoral. El otro referente en ataque es Dani Gómez, quien hasta el momento había llevado 3 balones a los arcos rivales, sobre todo en los duelos importantes, algo a lo que su DT se agarraría para tocar el cielo en su debut al mando de esta categoría. El Real Madrid ha estado en tres de las cuatro semifinales.

El Benfica no lo pondría nada fácil y no solo por el recuerdo de la goleada hace tres años, sino porque los elencos portugueses suelen mostrar siempre a estos niveles jugadores que luego son pretendidos por los principales clubes debido al enorme talento que poseen. En esta campaña no son menos las perlas que tiene el entrenador Joao Tralhao, quien ha dirigido también las tres versiones anteriores y que ahora intentaría llegar nuevamente a la discusión del cetro como lo hiciera en 2014, en la que sucumbió ante el Barcelona de Munir, 3-0. Diogo Gonçalves es la gran estrella del conjunto, lleva dos dianas y suma 11 en todas sus participaciones en la Youth League. Junto a él sobresalen José Gomes, centrocampista que se erigió como el futbolista de Oro en el Campeonato Sub17 europeo de 2016 en cuanto a naciones y Joao Felix, máximo artillero con 4 para las águilas en esta competición antes de esta fase final. El Benfica venía de un partido bastante sólido ante el CSKA de Moscú 2-0 en la ronda anterior.

En definitiva, los portugueses derrotaron 4-2 a los españoles, dejándolos nuevamente con las ganas de saborear las mieles de llegar a la cima. Fueron 18 minutos de puro vértigo lusitano en los que aprovecharon para anotar 3 goles, dos a la cuenta de Joao Félix, quien llegó a seis en el certamen y uno para Joao Filipe. Dani Gómez con su cuarta perforación a pase de Sergio Díaz; quinta asistencia para el guaraní, recortó distancia, a la par que Jaime Soane ponía cerca del empate a los merengues. Con los chicos de Guti volcados en busca de la épica, otra vez Filipe terminaba por apagar el entusiasmo con su segundo gol del partido y del torneo en tan solo tres choques jugados. Con éste éxito Tralhao llega a 22 alegrías en 36 ocasiones durante todo su recorrido en la Youth League.

Por su parte el FC Barcelona con su Juvenil A, intentaba a primera hora, ganar, para repetir la actuación de la primera edición. Líderes en su grupo, pasaron por una situación similar a la del Real Madrid. En la jornada de cierre, con el pasaporte a la fase de 16, vieron caer la trayectoria perfecta al perder en casa ante el Borussia MG. En su intento por recuperar el trono tras dos años quedándose en octavos y en cuartos respectivamente, viendo coronarse al Chelsea par de veces consecutivas, tuvieron la suerte de estar en su patio ante el Borussia Dortmund y el Porto. Ambos duelos de vida o muerte se desarrollaron con un punto en común, comenzaron perdiendo 0-1, aunque los finales fueron de éxitos distintos. Ante los alemanes la fiesta acabó en goleada de 4-1, mientras ante los pequeños dragones sufrieron para vencerlos 2-1.

Gabri García, campeón en París en el 2006 con Ronaldinho y  compañía, es la voz de mando de las nuevas perlas de La Masia. Posee en sus filas a uno de los máximos anotadores del certamen, Jordi Mboula, con 7 perforaciones previo al decisivo choque. Hijo de padre congolés y madre española, combina potencia física con una feroz velocidad y una habilidad exquisita en el uno contra uno. Esto le llevó a anotar un golazo en los octavos ante el Dortmund que recorrió el planeta fútbol vía las redes sociales de forma inmediata. Desde el centro del campo dejó rivales en el camino por su banda derecha hasta meterse entre dos defensas en el área grande y definir al segundo palo del portero con su mejor pierna, la zurda. Además sumó un importantísimo gol desde el punto penal ante el Porto para decidir la eliminatoria.

Otros que prometen un futuro promisorio son los atacantes Carles Pérez, el suizo Jeremy Guillemenot; que volvía a casa, ambos con tres goles en la competición, así como el coreano Seung Woo Lee, quien fue la manzana de la discordia en la sanción FIFA al Barça y que intenta recuperar los halagos obtenidos al arribar a la cantera azulgrana, ahora con 19 años y un gol en el torneo. Cucu, lateral zurdo de melena al estilo Puyol y Oriol Busquets, contención que no es familia de quien también ocupa ese puesto en los comandados por Luis Enrique, son otros de los abanderados entre los titulares de Gabri.

Frente tendría a la revelación del campeonato, el Salzburgo. Dirigidos por el alemán Marcos Rose llegaba a esta ronda por el camino de los campeones nacionales. Esta es una estructura de enfrentamientos directos entre los 32 equipos titulares de la categoría de los países que estén a hasta ese número en el ranking de la UEFA. Los austriacos dejaron en el camino a filiales de prestigio como la del Manchester City por los penales, a los jóvenes del PSG; a los que le endosó una manito y al Atlético de Madrid 2-1.

Rose, en su cuarto año con este conjunto, cuenta con promesas locales que incluso han debutado con la plantilla de los mayores, además de ser seleccionado Sub17. Hannes Wolf y Mergín Berisha traían cifras respetables como dupla atacante, dignas de pánico para la defensa catalana. Con 6 y 7 goles respectivamente, aunque Berisha los anotó en los dos primeros duelos de su elenco en el evento, daban a entender que el cartel del favorito no era cuestión de colgar y listo. A ellos se sumaba el centrocampista Xaver Schlager, máximo asistente de la campaña junto al madridista Díaz con cinco, amén de traer el aval de haber anotado en el lejano diciembre en la Europa League con el primer equipo en su debut.

El choque tendría final dramático como la otra semifinal. Comenzaba con otra joya de gol para Jordi Mboula, haciendo alarde nuevamente de habilidad y velocidad, pero esto no fue suficiente para los culés. El Salzburgo apretó casi todo el partido la salida azulgrana y provocó errores que no perdonaron ni Wolf, ni el zambiano Patson Daka, asistido por su compañero Hannes. Final merecido de 2-1, para quien se vio mejor en el césped suizo. El RB Leipzig tiene en su homologo austriaco una mina dorada para explotar en el futuro inmediato, como ya viene haciendo.

La final, con protagonistas inesperados, en mayor medida por el once del Salzburgo, será este lunes y luego a pensar en la próxima temporada. Para el Benfica la oportunidad de redimirse por el pendiente dejado en 2014, mientras que su rival querrá terminar el sueño de hadas. Más allá de las jóvenes promesas que nos deja el certamen, el interés televisivo, principalmente en las fases conclusivas, es un aspecto relevante para la UEFA en sus intenciones de seguir divulgando todo en cuanto a más universal se mueva en el viejo continente.

Que rebote el balonazo

Sígueme en: @cronicaryan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s