Colchón merengue rumbo a Cardiff

Por Arian Alejandro

Cristiano Ronaldo redujo a un partido la semifinal que a priori se veía como la más pareja. Como si fuese Lisboa o Milán, el Real Madrid ha dejado nuevamente sin capacidad de reacción a un Atlético que recuerda a aquel “gatico triste” sabedor del fracaso antes de salir al verde. No fue un día malo para los rojiblancos, fue simplemente la confirmación de una superioridad marcada en el territorio predilecto de los blancos.

Con el uno a cero los locales comenzaban a gestionar el pasaje a Gales porque desde el inicio los visitantes se vieron faltos de convicción, faltos de fe en su respetable cholismo. El segundo gol; del mismo que finiquitaría el crimen, era la señal inequívoca de que Cardiff estaba más cerca que el Calderón. Ya con la tercera diana, una vez acomodados los asientos rumbo a la última estación, Zidane y sus jugadores tenían motivos sobrados para el festejo, para seguir con el plan marcado: Ha tarea hecha, descanso recomendado.

El del 7 a la espalda, que abultó aún más su currículum para volver a bañarse de oro, rompe récords, derrumba críticas, hace trisas las intenciones; nobles en su mayoría, de las defensas rivales. Ayer fue el Wolfsburgo, hoy el Bayern y el Atlético. Otro hat-trick de colección, en el justo momento, en la hora necesaria, en el lugar de siempre, su casa, el Bernabéu. Un nuevo capítulo de la saga Ronaldo, en su zona de confort de tiempos recientes, donde se abandona el virtuosismo, el sacrificio, el fútbol de vértigo, para acentuar y explotar al máximo la capacidad que muchos pierden y que a él le distingue, hinchar de balones redes adversarias.

Simeone, otra vez consumido en su propia euforia, no encuentra respuesta para el entramado de los derbis si de canchas europeas se trata. Con una retaguardia de urgencia por tener la enfermería ocupada, sufrió la arremetida tempranera de los merengues, luego, que no les prestaran la redonda, hasta dejarlos sin visibilidad de cara al arco de Keylor; un espectador privilegiado. Ni la velocidad de Carrasco, ni la mezcla gala, ni la experiencia del “niño”, encontraron la llave de la esperanza para una vuelta ilusionante en la última resección que hará el Vicente Calderón en la Liga de Campeones. Griezmann, príncipe sin destino de heredero, nuevamente ausente a la cita de los que pretenden ser recordados.

Zinedine Zidane con las órdenes acostumbradas, presionar, controlar y matar a lo que saben. Pocos extrañan a Gareth Bale, el Madrid de los que menos. Con Isco, los de arriba tienen garantizados los pases donde ellos pueden hacer la diferencia, mientras los del medio tienen un socio que se desdobla sin pensar en roles o jerarquía. Kroos y Modric, manecillas de un reloj que pocas veces muestra la máquina defectuosa. Casemiro; aliado de las tarjetas, es el punto de equilibrio, el del trabajo “sucio”, el que tapa espacios y blinda las espaldas. Lo de Marcelo, sólo lo puede contar él, su defensa, ser la alternativa cuando sobran o cuando faltan.

Los actuales monarcas, que buscan escribir la historia con tinta de leyenda, con el afán de repetir cuando en la era Champions nadie ha podido, se guardan en cada duelo dos cartas marca producto nacional, para herir cuando el cansancio hace presa. Asensio y Lucas Vázquez, alternativas de lujo sin importar lo que esté en juego, como si de patio del colegio se tratase, o “quemando” con sus amigos del barrio en la Play.

La sentencia está lista, ha sido dictada, Cristiano redactó las bases. Mientras unos miran con dolor el tener que volver a comenzar desde el principio, el volver a reinventarse, otros caminan por un pasillo conocido, por un sitio en el que una y otra vez la señal es inconfundible: Inscripción blanca para una Copa reclamada por sus patentizados dueños.

Que rebote el balonazo

Sígueme en: @cronicaryan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s