Una Señora impenetrable

Por Arian Alejandro

lo de defender, más que un arte bordado en bianconero, se ha convertido en un capítulo de estudio para quienes a esta altura han quedado y pudieran quedar en el camino, apartados por una Juventus sólida atrás, envolvente en el medio y eficaz arriba. El ímpetu y desparpajo de los atrevidos jóvenes del Mónaco tendrá que esperar un año más, siempre y cuando el plan sea mantenerlos unidos.

En el Luis ll no hubo sorpresas. Los de Allegri traían la experiencia, el favoritismo y un as de 90 millones poco efectivo en circunstancias como esta, pero para todo en la vida hay una primera vez y llegó la de Gonzalo Higuaín. Dos acciones, dos protagonistas, dos goles y a sacar pasaporte a Cardiff. Dani Alves y el “Pipa”, con la inestimable colaboración de la joya Dybala, enfriaron las imberbes intenciones de unos invitados inesperados en esta fase.

La Juve pisaba el verde con la ausencia de Khedira por sanción y con Cuadrado en el banquillo, pues Allegri prefirió retornar a la tradicional línea de tres con la también famosa BBC italiana. Un movimiento que pondría complicado el vértigo que siempre propone el Mónaco, haciendo que Leonardo Jardím buscase variantes ofensivas, insuficientes para vulnerar una portería que sigue en cero, con un guardián curtido en mil batallas. Alex Sandro y Alves, complementos brasileños en defensa, opciones avaladas en ataque.

Para nada se podrá desestimar el encare de una camada inexperta en su mayoría, pero con arranques de grandeza para por momentos complicar a los veteranos rivales. No fue el mejor día para Lemar, Silva, Fabinho y Bakayoko, aunque de buenas intenciones y sobrado talento está lleno el camino balón al pie. La revelación de la Champions, Mbapé, se mostró, corrió, gambeteó y enredó, dejando notas positivas para los de casa  e incógnitas a resolver para evitar sustos en Turín.

Fue la noche de Gonzalo; como la de Del Piero, casualmente ante los del principado, la noche que él se debía a la par que esperaba para sacarse la bronca y dar signos de por qué pueden creer en su capacidad goleadora para culminar el sueño. También fue la noche de quien ha dejado un vacío profundo en Cataluña y hoy hace feliz a los que apostaron por él. Alves tiene mucho en sus botines y siempre ofrece más.

Para el fondo, cero hasta en elogios. Sólo dos goles recibidos en todo el torneo ponen difícil cualquier señalamiento al igual que los reconocimientos. Bonucci y Chiellini como piezas básicas, protectores de la llave que hace disparar el éxtasis de los rivales, se han acompañado en minutos de necesidad de la tercera clave que confirma el código de cierre, Barzagli. A sus espaldas un rey que busca desesperadamente la única conquista que falta en su largo recorrido por las canchas. Buffon ha sabido detener el tiempo, no perder reflejos y conservar una esperanza que se antoja otra vez cercana, dándole lo que a muchos el mundo del fútbol les debió y debe, pero que él siente que merece y confía en lograrlo, la Orejona.

La final está prácticamente planteada, sólo el trámite de la vuelta, despedir con honores al constante Atlético y al revelador Mónaco. Real Madrid y Juventus, casi 20 años después cruzarán más que desafiantes miradas, porque se huele a revancha de ambas partes. Unos buscan mantener la supremacía, marcar otra casilla histórica en territorio europeo, los otros extender el dominio tras la decepción de 1998, pero que esta vez el sabor sea a la miel de la gloria.

Que rebote el balonazo

Sígueme en: @cronicaryan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s