Coutinho, el francotirador de la Premier

Un verano tormentoso, un final quizás no deseado, unas lesiones misteriosas, unas pruebas médicas con Brasil que le permitieron mostrar todo su talento, fue el convulso mes que vivió Philippe Coutinho el pasado agosto. Con la temporada andando Klopp ya le ha dado nuevamente las riendas del Liverpool en busca de mejorar el comienzo irregular de los Reds en Liga y caminar como antaño en el recorrido europeo.

El crack sudamericano llegó en febrero de 2013 a la ciudad de los Beatles, desde entonces nadie más que él ha perforado las redes rivales con disparos más allá del área grande. Sumada la diana anotada ante el Leicester a balón parado; el segundo de tres que necesitó su equipo para ganar el partido 2-3, van 16 goles a la distancia. Detrás tiene a otro especialista como Christian Eriksen del Tottenham, que lleva 14, la misma cantidad que Yaya Touré del Manchester City, así como tres más que Gylfi Sigurðsson y Wayne Rooney, que acumulan 11, aunque la mayoría de ellos anotados con el Swansea y el Manchester United, casualmente ahora ambos reunidos en el Everton, el otro elenco de la ciudad donde juega Coutinho.

Philippe toma la pelota en banda izquierda, como interior, o incluso a veces como extremo, firma un matrimonio con la redonda, que pasa por ir tumbando contrarios, hasta medir la distancia con la frontal y luego: 1, 2,  3… un balanceo con su pierna derecha y a celebrar. Es un movimiento que todos conocen, pero pocos impiden que culmine, lo que le brinda una variante al Liverpool en medio de un atasco futbolístico, razón también por la que el Barcelona no deja de pensar en traerlo a la ciudad condal. Son 35 dianas en Premier League con los rojos desde su arribo, por lo que casi el 45%  de ellas son con este sello que le distingue y le hace marcar diferencias. A estos números agrega 30 asistencias en una competición donde se ha consagrado a sus 25 años.

Su talento no sólo lo comentan cada una de las canchas que pisa en Inglaterra, sino que un mito como el excapitán del Liverpool, Steven Gerrard, lo definió en su momento como una pesadilla, como ese futbolista que está tres pasos por delante de la defensa. “Cuando hacíamos partidillos en los entrenamientos le decía que estuviese lejos de mí, porque su regate, su verticalidad, podía llegar a avergonzarte”, sentenciaba en una reciente entrevista Stevie. El actual entrenador del elenco sub 19 de los Reds, se siente feliz de verle 43 días después, entrando paulatinamente en la rutina de juego del club. Lo que como muchos, teme, que dure sólo hasta el próximo mercado estival. Eso lo dirá el nuevo mandamás del fútbol, el dinero.             

Sígueme en @cronicaryan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s