El Bernabeu pierde la memoria

Si Juanito en 1986 le aseguraba a un jugador del Inter de Milan que 90 minutos en el Santiago Bernabéu solían hacerse demasiado largos, las remontadas épicas y las noches de monólogo “merengue”; de momento, parecen aparcar lejos de la casa blanca. Suman siete partidos esta temporada en todas las competiciones en su feudo, y el Madrid sólo ha ganado 3 partidos, empatado otros tantos, además de una derrota. Cifras que no corresponden al historial de Zidane como entrenador del doble campeón de Europa.

Específicamente en la Liga Santander, cuatro choques, 12 puntos en juego y ha plasmado en la tabla de posiciones apenas 5 unidades. Una historia que ni de lejos se pensaba vivir cuando en la vuelta de la Supercopa de España le daban un repaso futbolístico; como hacía un rato, al Barcelona de Valverde, que por aquel entonces no encontraba el rumbo. Con goles de Asensio, que una vez más guardó otra diana para su videoteca particular, además del tanto de Benzema, único hasta ahora en las redes del Bernabéu, brindaban una demostración que en la retina de los aficionados madridistas no han vuelto a ver dos meses después.

Primero fue el Valencia de Marcelino, que estuvo cerca de dejar congelado a más de uno en la Castellana, cuando la nueva perla che, Carlos Soler, al minuto 18 y una de las tantas nuevas caras valencianistas, el portento Kondogbia, al 77, remontaban el tanto del “niño Marco” en el 10, pero el propio número 20, sin la sombra del 7, ponía las tablas en el 83, aunque las dudas recién comenzarían y las críticas al 9 galo no sobrarian. Era la jornada 2, y ya veían por detrás al líder.

Turno para el Levante de López Muñiz, y al parecer aunque se jugaba en la capital ibérica, la Comunidad de Valencia se tornaba un muro infranqueable. Raúl Fernández bajo los tres palos tomó el testigo de Neto, dejando la puerta abierta exclusivamente para Lucas Vázquez en el minuto 36, igualmente poniendo el empate, pues Ivi al 12 abría otra grieta en los cimientos del recinto sagrado del máximo ganador de ligas. El Madrid arrancaba lento, Cristiano seguía sancionado, la enfermería no dormía, se acumulaban los problemas en un septiembre tormentoso.

En la fecha 5, tiempo para palpar en propia piel la exagerada zona llamada crisis. El Betis de Setién, con Adán en la portería, frenó la opción de récord absoluto en cuanto a partidos consecutivos anotando gol. Claro, lo más preocupante no era la marca compartida con el Santos de Pelé, sino que Sanabria; ex canterano azulgrana, emulaba lo que en el Bernabéu era una costumbre blanca, dejar con la miel en los labios a sus rivales cuando se asomaba el pitazo final. El paraguayo “esperó” al 94 para aguar aún más el comienzo en el certamen español más desfavorable para los conducidos por Zizou. Desde el curso 1995-1996, cuando los dirigía Jorge Valdano, un empate y dos fracasos era el balance 21 años atrás. Por cierto, aquella liga se quedó en la capital de la Champions, pero en manos rojiblancas.

La única sonrisa en el evento doméstico llegó en la jornada 7, de los botines de Isco, que marcaría un doblete para dar una victoria cómoda ante un timorato Espanyol. En la Liga de Campeones ya habían inaugurado el casillero de los triunfos jugando en el Santiago Bernabéu, venciendo 3-0, con doblete de Ronaldo, al débil Apoel, que no obstante puso tímidos sustos en la cabaña de Keylor. A esto se suma la racha negativa de Cristiano y Karín, a cero en su cuota goleadora jugando encasa, apartando la competición europea y al luso, porque Benzema anda como Julio Iglesias, con su vida igual.

Lloris, Kane, Eriksen… y Varane, no han detenido el debate de las angustiosas presentaciones del Real Madrid en su patio, pues el 1-1 entre los ibéricos y el Tottenham pone otra raya en la desesperación de la fanaticada “merengue”. Aprietos aparte, sin tantos ribetes de una mal llamada crisis, 22 perforaciones en 11 partidos, sumando Liga y Champions, es una muestra de que hoy, la pegada blanca, está de vacaciones. Bale en el dique seco, Benzema en otra mala racha, CR7 con la mirada en la Liga de Campeones y Asensio con su estrella empañada, hacen mirar fuera de fronteras en busca de recuperar los goles que se llevó Morata a la Premier. De todos modos esto apenas comienza, las conclusiones serán en abril, hasta entonces las críticas tendrán un rango temporal, molto longo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s