David Neres, ¿la nueva joya brasileña?

A esta altura, ni al más fanático, podrá quedarle alguna duda de que el Ajax no volverá a ser el elenco que cambió el fútbol, gracias a las lecciones de Rinus Michels y a las prestaciones en el verde de Krol, Rep, Neeskens y, claro, Cruyff. Alejado incluso de otras épocas que lanzaron al planeta balón a los Van Basten, Bergkamp, Davids, Seedorf y Kluivert, aunque este apellido de la mano de Justin intenta repetir o mejorar la historia, uno de los tres grandes del fútbol holandés es hoy el trampolín al éxito en la cúspide del más universal, en tierras ibéricas, británicas, itálicas o teutonas. Luis Suárez y Zlatan Ibrahimovic, entre otros, lo confirman.

Trabajar con nuevos talentos es parte de la filosofía de la entidad de Amsterdam. Siendo afines, el 31 de enero de 2017 se hacía oficial el fichaje del brasileño David Neres por 12 millones; pudieran ser 15 en dependencia de las variables, convirtiéndose en el traspaso más caro en la historia de la Eredivisie en cuanto a figuras fuera de las fronteras cubiertas por tulipanes. Su llegada se hizo esperar, pues participaba por aquel entonces en el Sudamericano Sub 20, donde Brasil y, él en lo particular, se quedaron a deber. Fue titular en 7 de los 9 partidos de la canarinha, pero no mojó y la verde amarela se quedó sin mundial de la categoría. Segunda vez en cuatro años, tras la ausencia de 2013. Aun así, desde la capital del jogo bonito, se confía en dicha generación: Richarlison en el Watford, Douglas Luiz en el Manchester City; cedido en el Girona, mientras que Felipe Vizeu y Lucas Paquetá, ahora en el Flamengo de Vinicius Jr, pudieran ser los próximos en arribar al viejo continente.

David, nacido el 3 de marzo de 1997 en Sao Paulo, despuntó a futuro crack desde pequeño, como sucede con cientos de chicos brasileños cada año. Máximo goleador del torneo para los menores de 20 de su país con el club de su ciudad natal, llevándose además el título colectivo en el 2015, fueron las primeras luces de lo que se avecinaba. Un año más tarde ganaría la Copa Libertadores de esa misma categoría, pero una lesión de hombro amenazaba con cortar su progresión y sus sueños. En octubre de 2016 volvía a las canchas, bastando 8 encuentros en los que anotó 3 goles para que Marc Overmars dijese que tenía todas las cualidades para cumplir con creces en el Ajax. En la historia del elenco que lo vió evolucionar dejó su marca en el clásico paulista ante el Corinthians con una diana. Europa le aguardaba.

En cuatro meses acuñó destellos, adaptando su zurda y sus carreras en la banda derecha al césped holandés. En ocho duelos acumuló cifras medias, 3 perforaciones; todas en el mes de abril, además de 3 asistencias, pero su desparpajo era visible, amén de que las deficiencias defensivas de la Eredivisie le permitían hacer gala de todo su repertorio de filigranas. Comenzó a ganarse al público del Johan Cruijff ArenA el 2 de abril de 2017, al marcar el segundo gol en la victoria 2-1 ante el Feyenoord, sí, el clásico.  En el juvenil del club de Amsterdam también se hizo notar durante las pocas participaciones en el 2017. Sumó 5 partidos con tres balones en las redes rivales, uno de ellos en el siempre disputado encuentro frente al otro archirrival el PSV, victoria de 0-3. En el tintero, mucho tenía por continuar escribiendo el paulista.

Pegado a la línea de cal, no quita función a su pierna derecha cuando se trata de ganar el fondo para luego centrar, buscando la cabeza de Huntelar o, la del también joven como él, Kasper Dolberg. Esto lo ha convertido en el máximo asistente del torneo liguero holandés con 11, a lo que agrega 9 dianas, las mismas que el propio Huntelar y las de otro veinteañero, el centrocampista Van de Beek. En una temporada algo convulsa en el Ajax, más allá de no ganar la Eredivisie hace tres años, ha habido movimientos en el banquillo, Neres se ha establecido como pieza clave en uno de los extremos, ya sea en el legendario 4-3-3 o en el innovador 4-2-4, anchando el campo para abrir las zagas rivales, lanzando balones aéreos para el protagonismo de los puntas y de los volantes que entran desde segunda línea, así como desequilibrando con sus diagonales para pegarle de zurda.

Erik ten Hag, su DT actual, amén de volver al esquema clásico, apuesta por la juventud, dándole las esquinas del ataque, tanto al brasileño como a Justin Kluivert, alternándoles con el habilidoso alemán Younes. David ha hecho olvidar a El Ghazi, con goles, asistencias y una madurez impropia para su edad, viéndosele totalmente concentrado en el rectángulo, dispuesto y también consciente de que tiene que seguir aprendiendo. Arsenal y Tottenham se han fijado en una de las nuevas perlas inglesas, pensando en un futuro inmediato, pero las premisas de lo competitivo condujeron a Londres al gabonés Aubameyang y al compatriota de Neres, Lucas Moura. En Amsterdam, mientras puedan, que disfruten de los beneficios de contar con la joyita paulista, pues lo próximo pudiera ser sacarle buena tajada en un futuro traspaso, siempre y cuando su progresión no se frene por innecesarios endiosamientos, ni tomar ejemplos de otros que deslumbraban al mundo, pero tras un pestañazo, pocos se acordaron de sus nombres. Richarlison y Malcom y David Neres, objetivo Qatar 2022 para no dejar caer la esencia del fútbol de verde y amarillo.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s