Cristiano y Messi, reyes del KO Parte I

La comparación entre dos monstruos del fútbol, no descansa, es tan constante como los goles que suelen marcar casi siempre que saltan al verde. Con estos trabajos, Bote Neutral no se queda atrás a la hora de poner a disposición de sus lectores, cifras, frías, a la par que reveladoras, demostrando que en esa zona donde se le exige a la estrellas, ellos mandan hace más de una década.

Me centro en las dianas desde octavos de final hacia delante en la Champions League, máximo torneo a nivel de clubes en el viejo continente. El luso, goleador implacable, más allá de ser el matador más temido, lidera con 116 perforaciones la lista de goleadores de la Copa de Europa, 60 en la fase de grupos, 56 en las rondas eliminatorias. Para la curiosidad, la UEFA no le contabiliza aquella diana ante en Debrecen de Hungría en fase previa de Champions durante la temporada 2005-2006 con el Manchester United, partido de vuelta que se celebró en Old Trafford y terminó 3-0.

Cierto es que Cristiano tardó 30 partidos para marcar su primer gol contabilizado por UEFA en Liga de Campeones, desde que rompió el hielo, no ha parado. Esa perforación fue en el choque de vuelta en cuartos de final ante la Roma, duelo que finalizó 7-1 para los diablos rojos. Sus 116 dianas las ha repartido en 15 con el Manchester United y 101 con el Real Madrid, sumando su última demostración de poder ante el PSG. Vayamos al inicio, hace 11 años y luego usted sacará sus conclusiones.

Con el United en la temporada 2006-2007 anotó un doblete ante la Roma en cuartos de final y luego en semifinales marcaría una diana frente al AC Milan. Se quedaría a un paso de la final, trofeo ganado por el elenco de quien se agenciara ese año el Balón de Oro, Kaka.

En la campaña 2007-2008 sería fundamental su aportación para su primer título de Champions, único con los de Manchester. Marcaría la misma cantidad de goles que en el curso anterior en la fase KO, pero en tres instancias distintas. El primero se lo anotaría al Lyon en los octavos de final. Luego repetiría en cuartos ante la Roma, aunque esta vez sería uno solo. En la final también dejaría su sello con un gol ante el Chelsea, choque que se iría a penales tras igualar uno a uno y donde Cristiano desde los 12 pasos fallaba su oportunidad. No obstante al final fue campeón y meses después obtendría su primero de 5 balones de oro.

En la 2008-2009, su última en Inglaterra, seguiría ampliando sus números en la ronda eliminatoria. Otra vez un equipo italiano sería castigado por Cristiano siendo esta vez el Inter de Milan, recibiendo 1 gol. En cuartos también marcaría una diana, en esta ocasión ante el Porto. Dos temporadas después volvería a marcar un doblete, ahora frente al Arsenal y en las semifinales. En la discusión del título enfrentaría al Barcelona, no vería puerta y sí como su archirrival, Messi, le dejaba con las ganas de volver a saborear el cetro.

Vendrían dos campañas discretas en cuanto a goles para la ronda del KO para Cristiano. En la 2009-2010, su primera vestido de blanco, aunque le anotó un gol al Lyon en los octavos su equipo sería eliminado. En la 2010-2011 el Real Madrid avanzaría hasta las semifinales pero él solo anotaría en los cuartos dos goles ante el Tottenham. Otra vez el Barça de Messi se cruzaba en su camino dejándolo a un paso de la final.

En el curso 2011-2012 regresaba la versión más goleadora de Cristiano en las eliminatorias, llegando a un total de 7 dianas, aunque volvería a fracasar en su intento de llegar junto al Madrid a discutir otro título. En octavos fue un vendaval ante el CSKA de Moscú a los que le hizo tres goles, dos de ellos en un mismo choque. En los cuartos repetiría doblete frente al sorprendente APOEL de Chipre. En semifinales, más de lo mismo, otros dos goles en un mismo partido, uno de ellos desde el punto penal pero esta vez ante un grande como el Bayern. No obstante al esfuerzo de Cristiano en ese encuentro de vuelta la serie se decidió desde el punto fatídico donde los alemanes harían silenciar al Santiago Bernabeu, eliminando a los de Mourinho.

La temporada 2012-2013 tendría otra vez protagonismo de CR7 en los choques que te dejan fuera o no de la competición. En octavos se vería frente a sus ex compañeros a los que le haría el daño con una diana en la ida y otra en la vuelta en el teatro de los sueños, donde incluso pidió perdón. En los cuartos sería la pesadilla turca del Galatasaray, marcándole 3 goles, 2 en un mismo partido, el de vuelta cuando se complicaba el equipo merengue. En semifinales su diana ante el Dortmund quedaría opacada por la eliminación de su equipo y por el póker de goles que anotó Robert Lewandowski.

En la 2013-2014 llegaría su primera orejona con la entidad Madridista y su primer Balón de Oro como Merengue. Además por primera vez marcaría en cada una de las fases eliminatorias, incluyendo la final. Su primera víctima sería el Schalke 04 a quien le marcaría cuatro dianas, dos en cada uno de los juegos. En el partido de ida además de él anotaban un doblete Bale y Benzema. En cuartos continuaban los rivales alemanes, nuevamente aparecía el Dortmund a quien lo perforó en una ocasión, aportando en el 3-0 de la ida, que casi sentenciaba la eliminatoria. Un 2-0 en la casa alemana dejó muy cerca de la remontada a los de Klopp. En las semifinales volvería a verse la cara ante el elenco al que más le ha anotado en la historia de la Champions, el Bayern con 9 goles. Tras el 1-0 en la casa blanca, Cristiano le aguó la fiesta a los bávaros en Alemania. Marcaría un doblete que junto a los dos goles de Ramos daban un golpe contundente de cara a su primera final con el Real Madrid.  Cinco temporadas después dejaba su sello en otra discusión de título. Esta vez sería en el derbi de la capital española, en Lisboa la que fue su casa y desde el punto penal, para poner el 4-1 definitivo en la pizarra.

En la 2014-2015 volvería a castigar al conjunto minero. Fueron 3 goles frente al Schalke, dos de ellos en el duelo de vuelta en el Bernabeu para rescatar un partido que aunque terminó con derrota 3-4, le dio el pase a los españoles por un global de 6-5. Luego de no marcar en cuartos ante el Atlético de Madrid, aunque sí dio la asistencia para el gol definitivo del Chicharito, se haría presente en las semifinales frente a la Juventus. Dos dianas a los bianconeros, la segunda en el coliseo blanco, que pudo significar la de la remontada en la eliminatoria pero un gol de Morata dejaba a los merengues fuera de la final.

La 2015-2016 volvería a poner en el camino de Cristiano a la Roma. Le marcó en ambos duelos, uno en cada uno. Curiosamente junto a él completaría el 0-2 y el 2-0 una figura que ya no está en el club y que prometía más, Jesé. Su capacidad de liderazgo se puso a prueba a la par de la goleadora cuando en los cuartos de final el Real Madrid se vio obligado a remontar un 2-0 frente al Wolfsburgo. El Bernabeu se volvió a rendir ante él. Anotaba su primer hat-trick en fase KO justo en el momento que más lo necesitaba el Real Madrid. Coronó su noche mágica con un lanzamiento de libre directo. Global 3-2 y el Madrid a las semifinales. En esta instancia ante el Manchester City  Cristiano estuvo ausente por problemas físicos. Tras el empate a cero en Inglaterra, Bale haría el único tanto en el Bernabeu para poner a los blancos en otra final. El rival, nuevamente el Altético, aunque esta vez la disputa fue en Milán. El portugués no vio puerta en los 120 minutos que duró el empate a uno pero marcó el quinto penal de una tanda en la que solo fallaría Juanfrán para el Atlético. El luso desde los once metros le daba la undécima al Real Madrid y de paso festejaba su cuarto Balón de Oro.

En la 2016-2017 rompió e impuso varios records en la ronda eliminatoria. El Madrid superaba al Nápoli en octavos de final sin las prestaciones goleadoras de CR7. Había sido una temporada de muchas críticas sobre el siete del Real Madrid, las que él se encargó de fulminar con una actuación brutal desde los cuartos hacia adelante. El primer muro tumbado por la bestia portuguesa fue el Bayern Múnich a quienes les hizo 5 goles en 2 encuentros. Al doblete en Alemania para darle la vuelta al marcador tras la diana de Arturo Vidal agregó un hat-trick en tierras españolas, que junto a la perforación de Ascencio liquidaron las esperanzas teutonas. No le bastó a Cristiano lo hecho ante el Bayern que en la ida de semifinales del Atlético de Madrid, jugada en el Bernabeu anotaba otro triplete para encarrilar la eliminatoria ante los colchoneros. Con esos goles se convirtió en el primer futbolista en anotar tres dianas en dos partidos consecutivos de la fase KO en la historia de esta competición. Además superó a Di Stéfano como jugador con más goles en semifinales, 13 contra 11. Luego del susto en el ya desaparecido Vicente Calderón, Cardiff era la sede de otro momento encumbrante en su carrera. Con dos goles frente a la Juventus contribuyó a que su equipo se convirtiera en el primer elenco en ganar dos veces consecutivas este certamen en la era Champions. Él en lo particular pasó a la historia como el primero en anotar en tres finales distintas.

En la 2017-2018, temporada actual, su voracidad no se detiene. Los dos goles frente al PSG hacen que sume 56 dianas en estas rondas casi las mismas que tiene en fase de grupos, 60. A unos días de la vuelta ante el conjunto francés Cristiano Ronaldo tiene en la mira aumentar unas cifras de por sí galácticas, solo al alcance quizás de Leo Messi, aunque el argentino se encuentra distante. Del recorrido en estas instancias del crack del Barcelona hablaremos en la segunda parte de este artículo.

@cronicaryan.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s