Cristiano y Messi, reyes del KO Parte II

En el artículo anterior, publicado también en Fútbol Entre Líneas, hablamos de la labor de Cristiano Ronaldo en la fase KO de la Champions League, ronda en la que nadie más que él rompe las redes rivales. En la vuelta de octavos ante el PSG volvió a demostrarlo, llegando a 57 dianas, 20 en la ronda de 16. Ahora corresponde el turno de Messi, el segundo mejor anotador en las eliminatorias con 38, aunque algo distante del luso.

Cierto es que los números del argentino del Barcelona son igualmente increíbles, pero sus cifras han caído considerablemente en las últimas temporadas. Claro, esto no significa una disminución en su juego, todo lo contrario, el 10 azulgrana es el punto de inicio y casi siempre de fin de las acciones culés en el ataque. Sus demostraciones en el verde se hacen tan relevantes, que sin perforar las cabañas de sus contrarios, termina siendo el más destacado de su elenco. A continuación nos centramos en sus números en estos duelos donde está en juego la permanencia en el principal evento de clubes del viejo continente. En toda su carrera en la Champions League suma 98 goles, 60 de ellos en la fase de grupo.

En la temporada 2007-2008 marcaría sus primeros goles de octavos hacia delante, siendo el Celtic escocés su primera víctima. Un doblete en tierras británicas junto a una perforación de Henry, darían un triunfo sufrido al Barcelona, 2-3, confirmando el pase a cuartos de los catalanes en el Camp Nou. Los blaugranas alcanzarían las semifinales, cayendo por un global de 1-0 con gol de Scholes en el Teatro de los Sueños, pero Leo ya no se haría nuevamente presente. Sus victimarios se llevarían la corona del certamen.

El curso 2008-2009 vería una de las mejores versiones de Messi. Tras igualar a un gol en la ida de octavos ante el Lyon, un festival de dianas en el recinto azulgrana tuvieron la participación de aquel falso 9 que comenzó a usar Guardiola. La victoria fue 5-2, con Leo marcando uno de ellos, dejando el protagonismo para Henry, quien firmó par de perforaciones. Sus prestaciones no quedaron ahí, el siguiente en recibir el embate del sudamericano fue el Bayern Múnich. La eliminatoria comenzaba en Barcelona y sus fanáticos disfrutaron de lo lindo. Un 4-0 era lapidario, dos ellos a la cuenta del 10, acompañado de sus colegas de tridente, Henry y Eto’o. En las semifinales no anotaría, pero daría el pase para inmortalizar el famoso Iniestazo al 93 en Stamford Bridge. Su labor no terminaría hasta el 2-0 donde otrora creciera un imperio, Roma. Con CR7 como rival, ganaba su segunda Liga de Campeones y su primer Balón de Oro.

En la campaña 2009-2010 volvería a hacer de las suyas, pero no le alcanzaría para ese anhelo que tenían los culés, coronarse en la casa del archirrival. El primero en caer sería el Sttuttgart, otro rival alemán, otro doblete. Luego de igualar a un gol en tierras teutonas, el coliseo blaugrana volvería a guardar en sus cimientos otra exhibición de Messi. Fue un contundente 4-0, completado por Pedro y Bojan. En los cuartos habría otra demostración de Leo, comenzaría a castigar al equipo que más le ha sufrido, el Arsenal con 9 goles. Después empatar a dos en Londres, tocaba el turno de hacer vivir otra noche mágica a los aficionados que fueron al Camp Nou. La diana de Bendtner quedó opacada por el póker de Messi, tres de ellos en la primera mitad. El sueño se terminó en las semifinales al caer por un global de 3-2 frente al que terminaría siendo campeón, el Inter de Mourinho y del excompañero, Eto’o.

La 2010-2011 sería especial para el 10 culé, por primera vez y única hasta el momento, anotaría en todas las rondas de la fase KO. Un viejo conocido en octavos, el Arsenal, aunque esta vez “solo sería un doblete”. Otra vez en casa para completar un 3-1 que dio la vuelta a la eliminatoria. En cuartos marcaría un gol en el 1-1 de la vuelta frente al Shakhtar tras el festival de la ida en Barcelona, 5-1. La semifinal sería idílica, le esperaba el Real Madrid de Cristiano. En la misma casa blanca dejaba su huella con par de dianas, uno de ellos desparramando rivales en el césped. De ahí a la final en Wembley. Otra discusión de título y otra vez como contrario el Manchester United de Sir Alex. La victoria a manos blaugranas gracias al 3-1 en el que Messi aportó una de las dianas, caminando además hasta el que sería su tercer Balón de Oro consecutivo.

Turno para la temporada 2011-2012 en la que Leo firmaría una actuación histórica aunque quedó a las puertas de la final en la casa del Bayern Múnich. Otro conjunto alemán recibiría el embate de un genio apellidado Messi. El Bayer Leverkusen pasó a los libros como el conjunto al que el 10 le endosó 5 perforaciones en un mismo duelo. Luego anotarle uno en el 1-3 de la ida, el feudo azulgrana sería testigo de una voracidad irrepetible. La paliza llegó has el 7-1 con Leo acuñando una manita y otro canterano, Tello, un doblete. En los cuartos le haría un doblete al AC Milan en la vuelta jugada en el Camp Nou, ambos dede los 12 pasos, completando el 3-1. Uno de sus amargos recuerdos quedaron en la semifnal frente al Chelsea, fallando un penal que pudo dar el pase a la final, pero su disparo fue al larguero.

En la 2012-2013 volvería a anotarle dos goles en mismo choque al AC Milan, pero esta vez en los octavos. Sus dianas igualaron una eliminatoria que llegaba al estadio culé 2-0, Villa y Alba completaban la remontada. En cuartos de final marcaría en el 2-2 junto a Xavi en la ida ante el PSG. Además hizo insuficiente la perforación de Pastore al darle una asistencia a Pedro para el 1-1 final y el pase a la ronda de los mejores 4. Leo estaba muy disminuido físicamente frente al Bayern y los alemanes no tuvieron misericordia de los catalanes, acumulando un global de 7-0.

En el curso 2013-2014 sus prestaciones sólo serían en los octavos de final contra el Manchester City. Tanto en la ida como en la vuelta hizo un gol el argentino. El Barcelona caería en cuartos ante el Atlético, maldición que dos temporadas después se repetiría. Por el Barça nada más vería puerta el joven Neymar.

La 2014-2015 volvió a mostrar la mejor versión de Messi, sobre todo en las semifinales. Fueron casi 10 meses donde el tridente culé, conocido como la MSN (Messi, Suárez y Neymar), se divertía por los campos de Europa. Mientras el Uruguayo y el brasileño destrozaban al Manchester City y al PSG en los octavos y en los cuartos respectivamente, el argentino tumbaría otro mito en semifinales, anotarle por primera vez a Manuel Neuer. La cita era nuevamente en el Camp Nou en la ida rumbo a la final de Berlín. Cuando mucho pensaban en el 0-0 apareció el 10 y llevó dos veces el balón a las redes teutonas, una de ellas haciendo desplomarse a Boateng, antes de elevarla sutilmente sobre Neuer. Terminaría su noche mágica asistiendo a Ney para el contundente 3-0. En la discusión del título se quedaría con las ganas ante la Juventus, pero su participación en los tres goles de sus equipo fue fundamental para lograr el título y el quinto Balón de Oro.

La campaña 2015-2016 le pondría delante nuevamente al Arsenal, resultado, tres goles, dos en un mismo partido. Por primera vez le anotaría al arquero Cech, pues mientras fue guardameta del Chelsea no pudo vencerle. En cuartos la misma pesadilla de dos cursos anteriores, los chicos del Cholo Simeone. Tod parecía encarrilado con el 2-1 de la ida en el Camp Nou, pero un doblete de Griezmann hizo que los azulgranas salieran del extinto Calderón para ver el resto del torneo por la Tele.

La pasada 2016-2017 el camino de Leo y el Barça quedó otra vez en los cuartos, en esta ocasión frente a la Juve, liderada por un compatriota, Dybala. No obstante hubo tiempo para que Messi marcase una diana en los octavos, de penalti y en aquella remontada épica ante el PSG. En aquel duelo el protagonismo fue para Neymar, quien anotó en 2 ocasiones y asistió al héroe del 95, Sergi Roberto.

En la actual 2017-2018 Leo ha roto otra deuda en el verde. Gracias a su gol en la ida de los octavos contra el Chelsea, siendo la primera vez que le marca a este elenco, pone en buena posición a los suyos para seguir el camino de cara a la final de Kiev. Una eliminatoria que se decidirá la próxima semana. Nueve partidos después y misma cantidad de partidos le hizo la cruz a los Blues, invirtiendo los papeles de 2009 al recibir esta vez el pase de Andrés Iniesta. Continuaremos dándole seguimiento a estas cifras que tanto persiguen los aficionados que sobre todo disfrutan de ambos cracks, lejos del resto de esos que intentan robarse sus coronas.

@cronicaryan

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s