Cinco rugidos para ayudar a los leones

Anglada, manager de Industriales, llena de ilusión a los aficionados azules

El jonrón de Stayler Hernández iniciando la 9na entrada del partido que definió el último clasificado para la segunda etapa de la Serie Nacional de Béisbol en Cuba, pondrá a prueba la capacidad y el tino de Rey Vicente Anglada para salir con cinco nombres que le permitan el no desvanecimiento del sueño que tienen casi todos los fanáticos de los Industriales, llegar nuevamente y después de varios años a la gran final del mayor espectáculo deportivo en la isla.

El mítico 36 capitalino retomó las riendas; luego de varias negativas, de un equipo que bajo su mando fue tres veces campeón en los años 2003, 2004 y 2006. Su sapiencia era reclamada por millones de aficionados, entregados al Rey León, como le gusta ellos decir. Él sabía que el trabajo sería complejo, ausencias importantes desde el montículo y una juventud que entraba por otra juventud, hacían que su labor como manager se convirtiese prácticamente en actos de magia para mover adecuadamente las piezas desde el centro del diamante, a la espera de que el poderío ofensivo luciese sus mejores galas bate en mano. Parados en el plato, cada Line-Up que Anglada colocaba; variado por las reiteradas lesiones, chocaba una y otra vez con los lanzamientos de los pitchers contrarios, dándole vuelta a marcadores en contra o intentando que sus serpentineros trabajasen con la mayor comodidad posible.

Todo parecía encaminarse a una clasificación feliz, sin el contratiempo de los comodines, a lo que tuvieron que acudir los citadinos debido a una inesperada barrida recibida en tierras avileñas, equipo que aprovechó para recuperar terreno y colocarse en la punta de la tabla de posiciones, al menos de la que sirve para solicitar los refuerzos, pues en la que se usará en la próxima ronda partirán como terceros, casos y cosas de casa. Volviendo a los azules, Mayabeque era el rival en un mini Play Off de 3 a ganar 2, teniendo como recuerdo que en esta propia campaña el duelo entre ellos había favorecido a los llamados huracanes. En resumen, los de rojo lucharon hasta donde pudieron, pero Industriales en estas fases se transforma y le terminaron pagando con la moneda más valiosa de los mayabequenses, los jonrones.

Con la vista nuevamente en Ciego de Ávila, lugar en el que el timonel de los leones solicitará a esos peloteros que le den un salto de calidad al bullpen, porque nadie lo dude, Anglada pedirá cinco lanzadores, al no ser que en las últimas rondas de peticiones; dadas al azar, los tiradores que resten en la lista no sean de su “agrado” y él apoye la filosofía de algunos en cuanto a un torpedero más ofensivo. De todos modos, la prioridad son pitchers, al menos dos o tres abridores, alguno de ellos de la mal llamada mano equivocada y otros que puedan solidificar el grupo de relevistas, débil incluso para buscar más allá de José Ángel García, a quien difícilmente logre ver vestido de azul. Moinelo y Raydel pudieran ser opciones interesantes, pero la disponibilidad y sus ganas marcarán las pautas de su futuro a su regreso de Japón.

Entonces, hay que caer en las hipótesis, las que ilusionan más que la realidad tras consumarse el hecho. Roger Machado será el primero en pedir, teniendo a su favor todas las variantes posibles. Lázaro Blanco puede ser quizás su petición, pero una duda que nadie me quita de la cabeza es que los cuatro equipos que solicitarán por delante de industriales tomen a los cuatro lanzadores zurdos de mayor relevancia durante los primeros 45 juegos, estadísticas a un lado. De ser así, quedarían tachados Yera, Villa, Ulfrido y Góngora. Quedaría una opción llamativa, otro artemiseño, Geonel Gutiérrez, poseedor de un excelente promedio de limpias de 2.64 y solo le batearon para 223 los contrarios. A Montieth, Mena, Ediabel y Entensa; cuando se recupere, hay que apoyarles con un zurdo, lo que además permitiría darle otras responsabilidades a Adrián Sosa, viniendo de atrás, algo conocido para él.

Si fuese el caso de que alguno de los cuatro mentados anteriormente no cayese en las manos de Roger, Noelvis, Paret, o Civil, podría darse la situación de que repitiera con los azules Misael Villa, lanzador que no ofreció un rendimiento como el de la Serie anterior, pero la motivación de formar parte de un equipo que ya conoce, de verse respaldado por una afición que se encandiló con sus actuaciones ante Las tunas y de tener una ofensiva capaz de darle margen en sus salidas, amén de que la cercanía siempre influye, estoy convencido que ese 5.59 de PCL va a cambiar.

Tras Anglada, José Raúl Delgado pedirá por partida doble, finalizando la primera e iniciando la segunda ronda. Los gallos, como todos, necesitan lanzadores, quedando piezas de renombre como Bicet, Erlis o Jonder. Uno de esos tres podría llegarle al manager capitalino, hasta dos, siempre y cuando Delgado decida “robarle” a esos que esperan contar con Ayala, Avilés o Edilse. El experimentado santiaguero, Alberto Bicet, ha tenido una temporada de lujo, el 1.64 de PCL así lo confirma, a lo que se suma su largo recorrido en postemporadas, partidos decisivos y su adaptación a las dos funciones, abrir o relevar, muestra de ese brazo fuerte que le ha acompañado en toda su carrera. Ya ha formado parte de Industriales, rival histórico, pero al que le dio el máximo mientras vistió de azul.

Para las otras tres peticiones, a la par que la suerte para escoger un turno de privilegio a la hora de solicitar, las cuentas sacadas previamente hay que tenerlas bien claras. A favor de los azules y de Anglada, comienza el momento en que los conjuntos se fijan en jugadores de posición, tampoco serán mayoría, pero esto abre el abanico de opciones para atrapar al menos par de serpentineros más que ayuden a la causa citadina. Un nombre aparece al instante, Yadián Martínez, pero su comportamiento contra los leones en sus dos presentaciones desde el montículo puede que hagan pensar a Rey Vicente y no lo vea como alternativa viable en pos de mantener la armonía del equipo. Llegan entonces figuras como los camagüeyanos Yariel Rodríguez y Yosimar Cousín, el primero con mucha mejor campaña que el segundo, pero ambos tienen algo en común, un talento innegable, lo que no debe pasar inadvertido.

Por otro lado y no menos importante, resultará clave mirar hacia la tierra del mejor tabaco del mundo, donde siguen saliendo pitchers de mucha calidad, siendo Yaifredo Domínguez y Frank Luis Medina dos muy buenas opciones para el cuerpo de lanzadores de los azules. Del resto, destacaría a Leorisbel Sánchez, zurdo cienfueguero que podría ser utilizado como pitcher situacional, algo de lo que carece también Industriales. Otra cosa será el resultado durante los próximos 45 partidos. Lo que si no deja dudas es que Anglada, a pesar de ser novato en estos menesteres, tiene las herramientas para darle a su equipo eso que necesita para alcanzar en un principio las semifinales. En ese momento habrá que reforzarse nuevamente y eso será tema para dicha instancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s