¿Extrañan A Marlon en Barcelona?

Marlon rindió a un alto nivel en el Barcelona B

En el verano de 2016 llegaba al Barcelona Samuel Umtiti, joven central francés que terminó haciéndose de la titularidad en su selección nacional en los partidos definitorios de la Eurocopa celebrada en tierras galas. Destacaba en el Lyon y a la necesidad de refrescar este sector del campo en Can Barça, la secretaría técnica, encabezada en ese momento por Robert Fernández decidió acometer su fichaje para darle una pareja de Garantías a Gerard Piqué, dada la veteranía de Mascherano y las continuas lesiones de Thomas Vermaelen. El acierto fue inequívoco.

En ese mismo mercado estival, con menos nombre, desde Sudamérica y como cedido, arribaba a la Ciudad Condal un defensor brasileño procedente del Fluminense, subcampeón del Mundo con la canarinha en 2015 en la categoría Sub 20, con el objetivo de reforzar al filial, buscando el ascenso a LaLiga 123. Marlon Santos sonaba a apuesta de futuro inmediato, algo que al parecer Luis Enrique comprendió más temprano que tarde. El actual DT de la Selección española hizo debutar al ahora futbolista del Sassuolo en Champions League ante el Celtic de Glasgow, como visitante, minutos que sin excesivo tiempo para valorar, mostraron lo bien que le podría haber venido al Barcelona quedarse con los servicios de un zaguero diestro (En la plantilla 2018-2019 solo está Piqué).

Ayudó al Barça B en su anhelo de ascender a la Segunda División, jugando un total de 27 partidos, 22 de ellos en la Segunda B Grupo III, los otros en los duelos de promoción camino a la categoría de plata. Ofreció seguridad en la retaguardia, Gerard López lo tenía como casi inamovible y él le garantizó un rendimiento con crecimiento paulatino, adaptándose al muy particular estilo culé. Entrenaba con el primer equipo y para confirmar las expectativas depositadas en el brasileño, cumplió con buena nota sus dos encuentros en La Liga Santander, ante Las Palmas y frente al Eibar en el epílogo de la temporada. Al final del curso 2016-2017, el Barcelona hacía oficial la opción de compra al Flu por 6 millones, firmando Marlon un contrato de 3 años con la entidad azulgrana. Previo paso en forma de cesión por el Niza la pasada campaña, curiosamente, el Barcelona lo vendió en agosto de este año al Sassuolo por ese mismo valor.

Toda esta historia va simplemente encaminada a recordar una de las piezas que dada las circunstancias luego de las lesiones del belga y del francés, muestra un panorama en que perfectamente Marlon podría salir como emergencia de garantías para solventar como tercer central de la plantilla. Si bien es cierto que Clement Lenglet está llamado a convertirse poco a poco en un futbolista importante dentro del conjunto blaugrana, el haber preferido retener al sudamericano y dejar ir a Vermaelen, más tiempo fuera que dentro del rectángulo, sonaba a idea con mejores ribetes de coherencia, sobre todo mirando que Santos ya iba teniendo nociones de lo que es estar en un club de tanto peso, doméstico y europeo.

Quizás el problema pasaba entonces al engorroso papeleo y la caprichosa planificación, amén de la urgencia de un centrocampista que emulara las prestaciones de Paulinho. Esto encausó el rumbo hacia Arturo Vidal, otro extracomunitario que junto a Malcom y Arthur ya tienen copadas las tres plazas permitidas. Sinceramente, visto lo visto, el extremo que llegó de la Ligue 1 está en posición de ostracismo, mientras que la zona central de la defensa se ha quedado coja. De esta forma, se pensó más en reforzar un ataque que sigue dependiendo como siempre de la varita de Leo y se obvió que Thomas es un alma voluntariosa, cumplidora, pero dada al continuo paso por la enfermería, mientras que Umtiti vuelve a presentar dificultades al igual que la pasada temporada, por cuestiones distintas, pero guerra avisada, obliga a calentar los despachos.

Marlon ha jugado 6 encuentros con su nuevo club, todos como titular, completando cada una de sus salidas al césped. Más allá de la opción de recompra que tiene el Barcelona, la mirada se gira ahora al filial, lugar donde esperan Jorge Cuenca y Juan Brandáriz como principales alternativas para Valverde. Ernesto fue uno de los que desechó al brasileño, simplemente no le convenció, como tampoco Yerry Mina, quizás también porque a quien él quería era a Iñigo Martínez, una de esas peticiones que la entidad no le ha satisfecho.

No olvidar, o mejor, recordar, que Marlon es diestro, carencia en la casa culé. Lejos de Italia y más cerca de los protagonistas que buscan reanimar su estado liguero, la disyuntiva del txingurri es por cuál de los jóvenes del B se va a decidir para no recargar de minutos las piernas de los dos defensores que quedan con “vida” en el primer equipo. Claro, que no se engañe nadie, los partidos que se aproximan no están hechos para novatos. Aunque los tres son en el Camp Nou, Sevilla, Inter y Real Madrid pondrán a prueba la regularidad perdida en la Ciudad Condal, principalmente en el torneo doméstico, por lo que el uso de la cantera a manos de Valverde deberá seguir esperando un poco más. Esto será tema para otro texto, siempre y cuando no se adelanten unas líneas tras la hipotética acción errónea de improvisar con Busquets.

@cronicarian

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s