Se ha recogido la mano

Dudaba si hacerlo público. Quizás pensando en las sensibilidades, las interpretaciones o, el arraigado paternalismo que en muchas ocasiones ahoga nuestra sociedad. Claro, luego de meditarlo por varios minutos comprendí que el silencio es un síntoma de mentira, pues mientras exista el respeto, ninguna palabra hiere, ni daña. Lo que me ocurrió hoy en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, es la viva imagen de esas situaciones diarias, a las que hacerle frente parece complicado, pero resulta necesario y urgente, ya que es inadmisible que en tiempos de cambios, de recuperación de valores, de entender que entre cubanos no es la pelea, tengamos que ser testigos de momentos así.

El siguiente mensaje es el resumen de un corto tiempo en el que me sentí desprotegido, como un ser menor, las desgraciadas vivencias de estar en medio de miserias humanas. Como papelitos hablan y el viento por muy fuerte que sople no puede borrar lo redactado, menos aún en la era digital, expongo los sucesos y a diferencias de otras veces, insistiré e insistiré… compartiré y compartiré, hasta que alguien responda a la altura de lo ocurrido.

En el día de hoy 22 de Enero, fui a reservar 2 entradas para el Ballet en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, que por ser impedido me ofrecen   la oportunidad de no hacer las filas kilométricas y en otras oportunidades lo he realizado. Al efectuar la compra, me informan que solo tengo derecho a una entrada (Medida que jamás ha sido de esta forma). Yo  soy impedido visual (no ciego total),  por lo que asisto siempre acompañado y allí me comunican que si deseaba ir con alguien, esta debía hacer la cola para sacar su propia entrada. Dicha cuestión es totalmente absurda, incomprensible, inaceptable, pues si tengo una persona (Mi esposa), con la que me dispongo a asistir a la función, siendo además quien me guía, me ayuda, como voy estar tan alejado de ella. Creo que es lógico que me cuestione que para qué quieren esa entrada que se están ahorrando por cada impedido.

 En el acto también se le vendieron a embarazadas y madres con niños de brazos,  tema que veo muy bien ya que así se demuestra el espíritu de humanidad que se aspira a solidificar en nuestra sociedad. A ellas les dieron la oportunidad de realizar la compra para 2 personas. Me pregunto porque han tomado esa iniciativa de a los impedidos ofrecerle solo 1 entrada. Yo a pesar de mi discapacidad, estoy integrado laboralmente a diversas instituciones estatales, curso estudios universitarios y apoyo con total energía que los jóvenes tengamos una cultura general y que los discapacitados poseamos una inclusión social en estas esferas. No quiero obviar, ni porque lo mencione de último, hacer ver que es menos importante, la forma inadecuada en la que fui tratado por la taquillera del teatro, quien no quiso escuchar mi explicación, lo que considero un atropello, incluso una burla a los valores que está sociedad defiende. Ojalá no se repita algo como esto, ni conmigo, ni con nadie.

@cronicarian

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s