¿Apagarán la luz de Vinicius?

Zidane dice saber lo que necesita el equipo para dar un giro a la magra temporada que casi finaliza. Él ha expresado que todos conocen lo que va a pasar, que han surgido nombres, perfiles y que se hará caja porque figuras hay para ello. Sin responder a las especulaciones, estas cambian y crecen en cada tiro de prensa, lo que alimenta la ilusión de una afición acostumbrada a festejar el reinado europeo, al menos.

El nombre de Eden Hazard sale en cada una de las quinielas. Importa poco la sanción al Chelsea, las declaraciones en distintas direcciones del crack belga, todo indica que los caminos del 10 Blue y del Real Madrid se cruzarán. Ahora, y tras el acercamiento del Barcelona, ha aparecido el interés por Luka Jovic. El balcánico se está consagrando en el Frankfurt, por lo que a sus 22 años la Bundesliga pudiera comenzar a quedarse pequeña. El caso Neymar es diferente, pero igual de atractivo para Florentino, uno de los que más anhela ver al brasileño en Chamartín. A todo esto, se menciona más el arribo de Rodrygo a la entidad madridista, incluso con mayor estatus con el que desembarcó el talentoso Vinicius Jr.

El ex del Flamengo está cerca de reaparecer, pudiera hacerlo ante el Atlhetic, pero aunque su tormentoso quehacer en el verde ya no serviría para soñar con alguna Copa, el simple hecho de verle en la cancha es motivo de alegría para la parcela merengue, quizás la única hasta mayo. A sus 18 años ha sorprendido el temple, el carácter, la confianza con la que asumió el reto de cargar con el peso del irregular fútbol del Madrid, principalmente con Solari, pues con Lopetegui, la TV era su mejor amiga, mucho más que la esférica junto a sus botines.

Sus lágrimas el pasado 5 de marzo, en la noche más negra en la historia blanca a nivel europeo, señalaban a un imberbe brasileño que sabía; sin caer en autosuficiencias tempraneras, lo que significaba para los suyos, levantar la cabeza y no verle en el césped, buscándole como inesperada solución al impotente juego de los capitalinos. Innegable es su falta de eficacia de cara a puerta. Visible su postura de adornarse en algunos momentos, cuando lo simple es mejor alternativa. Claro, indudable es su desparpajo, su forma de retar al medio que otros tienen cuando delante les espera un defensor consagrado. Entonces, ¿Qué harán con él si la cartera de Pérez se abre en busca de galácticos?

La urgencia de un crack, de un futbolista que sea; no que ronde, el top 5, se antoja inaplazable. No obstante, el trato con el actual 28 no puede rondar el acápite de revulsivo. Él pide salir desde el inicio, y lo hace con plenos derechos. La grada está con la joya verdeamarela, ha sido junto a Benzema y el regreso de Zizou, las notas más relevantes de una campaña 2018-2019 para el olvido. Los presumibles fichajes, sin bien traen la encomienda de potenciar el once titular, no deberían ser la sombra de un futbolista en pleno ascenso, que además mostró poseer las herramientas para dejar un legado en el Bernabéu y que apunta a levantar el dorado. El tiempo dictará sentencia.

T: @cronicarian

I: @arianalejandro_oficial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s