Neymar nubló al Barcelona

ESCRITO EL PASADO 30 DE AGOSTO

No me quedó otra que sumarme a la “plaga” de artículos que azotan los diarios y redes sociales sobre el irrepetible Neymar. Desde hace tiempo no se habla de sus espectaculares filigranas, de su educada diestra si de tiros libres se trata, así como de sus supuestas burlas a los rivales que intentaban frenarle. Las lesiones, los juzgados y su tristeza bajo los focos de París han sido titulares que derivaron en la actual novela de su traspaso, dicen que al Barcelona.

En la sombra, el golpe de autoridad que acaba de dar La Masia en el Camp Nou, tras el bajón anímico de Bilbao y sin poder recostarse al de siempre. Griezmann fue el líder de la remontada ante el Betis, pero Carles Pérez se presentó en la alta sociedad como un escudero de excelencia, lleno de desparpajo por la banda derecha, además de carácter y gol, lo mismo que se le pide a Dembélé, que por cierto, tiene la edad del canterano. En el epílogo, Valverde hizo debutar al guineano Ansumane Fati a sus 16 años, oportunidad que no dejó pasar el imberbe delantero para dejar detalles ilusionantes. Ojo, con ambos no debe primar la euforia. El primero estaba más fuera que dentro tras pisar el verde en la última jornada de la pasada campaña, mientras que al segundo tienen que seguirle dando tiempo en pos de evitar dar pasos en falso con su futuro. A esto, agregar que ha sido solo un partido. De todos modos, para los que pedían cantera, ellos mandaron una señal inequívoca a los que manejan la cartera.

No menos importante es el caso Rakitic. Fuera de Leo, disputa junto a Ter Stegen y a Jordi Alba el ser el futbolista más constante dentro del rectángulo verde desde que arribó a la Ciudad Condal. Sacrificado y disciplinado en la cancha, apartado de los escándalos y entregado a los colores con total sinceridad, quererse deshacer de él con las formas que se están aplicando rosa el irrespeto con el croata y con todos aquellos que en un determinado momento dejen de ser útiles a los que presumen de la bandera con el lema de ser más que un club. Sin el balcánico la medular culé pierde a una pieza que el propio Ernesto había señalado como inamovible hasta la temporada anterior, discurso cambiado radicalmente tras la irrupción de Neymar en la órbita blaugrana. Pierde el Barça, porque de marcharse Iván, se abre una grieta en el tan deseado equilibrio, base fundamental del ADN catalán a la hora de tener el balón en los pies.

Del otro lado, el rebelde Ousmane no quiere salir, menos aun siendo parte de un intercambio entre él y el brasileño, pensando quizás en las propias palabras de Bartomeu hace unos meses, cuando dijo que el galo era mejor jugador que el paulista… ¡De locos! La inversión por el actual 11 azulgrana no ha sido válida luego de par de cursos, pues la enfermería y su inmadurez han sido un muro en su regularidad en el césped. La directiva se siente incómoda con su comportamiento y pretenden apartarle una temporada como a Coutinho, pero en ambos casos, no se puede olvidar que la palabra cedido implica trabajo el próximo verano.

Mientras, Ney aguarda como siempre, en silencio, una estrategia conocida, que invita la impotencia, a la desesperación, a los millones de likes y a las portadas por todo el planeta fútbol. El sudamericano nubla la vertical de los de corbata, los mismos que han reconocido que están obligados a pensar en la vida sin Messi. Ya con esto, tienen suficiente, ¿Por qué buscarse más líos? El tiempo dictará sentencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s